Cómo elegir Jamonero. Detalles a tener en Cuenta

15 Ene 2024

Los auténticos amantes del jamón saben de sobra que no basta con elegir una buena pieza, sino que hay que tener en cuenta todos los detalles. Y, entre ellos, hemos de hablar sí o sí del jamonero. No es solo un soporte para tu jamón, sino también una de las claves para que consigas que el loncheado sea totalmente perfecto. Hoy te vamos a enseñar cómo elegir el mejor jamonero, teniendo en cuenta tanto tus necesidades como tus gustos. ¡Conseguirás los mismos resultados que un profesional desde la comodidad de tu casa! Así que sigue leyendo. 

jamonero de madera y metal

Importancia del jamonero en la experiencia de degustar jamón 

El jamón conlleva todo un complejo ritual, en el que no solo importa su sabor, su textura o su aroma, sino también su presentación. Conseguir unas lonchas finas, homogéneas, bonitas, hace que cualquier plato cambie por completo. ¡Y eso es algo que los aficionados a este alimento saben de sobra! Porque ya no hablamos solo de algo estético, sino también de un detalle que afecta a la palatabilidad del producto. Si la loncha es demasiado gruesa, probablemente disfrutemos menos tanto su textura como su sabor. 

Y es ahí donde entra en juego el jamonero, así como el resto de accesorios que necesitamos para cortar el jamón. Son herramientas totalmente fundamentales, y que debemos prestar atención a la hora de elegir, puesto que cambiarán por completo tanto nuestra forma de lonchear como la presentación final. Debes saber que saber elegir un buen jamonero es igual de importante que elegir una buena pieza, ¡e incluso más! 

Tipos de jamoneros disponibles en el mercado 

Para poder elegir un jamonero, es imprescindible conocer los diferentes modelos que hay ahora mismo en el mercado. Cada uno de ellos tiene sus pros y sus contras, y puede que a ti te funcione mejor uno que otro dependiendo de tus necesidades. ¡Así que no dudes en echarle un vistazo a todos ellos! 

  • Jamonero inclinado: son los más conocidos, y probablemente los que en más ocasiones hayas visto. Ofrecen una gran sujeción, son estables y fáciles de usar, además de tener un tamaño bastante compacto. Dentro de esta categoría de jamoneros, debes saber que hay algunos que cuentan con cepos que enganchan la parte alta de la pezuña del cerdo. E incluso algunos que son giratorios, permitiéndote darle la vuelta cuando quieras empezar por el otro lado. Sin duda, una gran elección siempre, puesto que son muy cómodos y estables. 
  • Jamonero horizontal: no son tan populares como los anteriores, pero también son cómodos. Eso sí, necesitarás más espacio para utilizarlos, porque su tamaño es más grande. Lo habitual es que estén ligeramente inclinados, aunque mucho menos, y que tengan piezas para sostener el jamón y que se mantenga en la mejor posición. 
  • Jamonero vertical: los jamoneros verticales son perfectos para aquellos que busquen algo muy compacto, porque harán que tu pieza de jamón no ocupe nada. El único inconveniente que puedes encontrar en este tipo de modelos es que la técnica de corte es diferente, y eso deberás tenerlo en cuenta.  
  • Jamonero giratorio o basculante: por último, no podemos olvidarnos de los conocidos como basculantes. Son mucho más modernos que los anteriores, y lo que buscan es ofrecer a los usuarios la mayor comodidad posible. De ahí que hayan sido catalogados como los más versátiles y prácticos. Como dato extra, debes saber que son algo más caros… Pero, en caso de que vayas a usarlo mucho, es una inversión que merecerá la pena hacer. 

Estabilidad y seguridad

Al elegir un jamonero, es fundamental considerar la estabilidad y seguridad que ofrece durante el proceso de corte del jamón. Un jamonero inestable puede representar un riesgo tanto para el jamón como para la persona que lo está cortando. Aquí hay algunas características a tener en cuenta:

  • Base sólida: Busca un jamonero con una base robusta y resistente que proporcione una buena estabilidad durante el corte. Las bases antideslizantes son especialmente útiles para evitar movimientos no deseados durante el proceso.
  • Sujeción firme: Asegúrate de que el jamonero tenga un sistema de sujeción seguro y ajustable para fijar el jamón en su lugar de manera firme y estable. Los dispositivos de sujeción como prensas o pinzas son ideales para mantener el jamón en posición durante el corte.
  • Estabilidad en diferentes superficies: Si planeas utilizar el jamonero en diferentes superficies, como mesas de cocina o mostradores, asegúrate de que sea compatible y se mantenga estable en todas ellas. Algunos jamoneros vienen con sistemas de fijación ajustables que se adaptan a diferentes grosores de superficies.

En resumen, al elegir un jamonero, busca uno que ofrezca una base sólida, una sujeción firme para el jamón y medidas de seguridad para el usuario. Una buena estabilidad y seguridad son esenciales para disfrutar de una experiencia de corte de jamón segura y sin contratiempos.

Materiales de fabricación: ¿Cuáles son los más recomendables? 

Más allá del tipo de jamonero, también hemos de tener en cuenta el material del que este está hecho. Es innegable que el acero inoxidable es siempre el más resistente y, además, el que te permite mantener una limpieza mucho más exhaustiva. Porque es un material que resulta sencillo de desinfectar. La madera, por otro lado, es más porosa y puede resultar algo más complicada de mantener en buenas condiciones. 

Lo normal es que las piezas que entren en contacto directo con el jamón sean siempre de acero, puesto que ofrece una gran durabilidad. Mas es cierto que la base puede ser de madera o de plástico en muchas ocasiones. En ese caso, recomendamos apostar siempre por la madera, puesto que ofrece un terminado premium y mejor calidad a largo plazo. 

Características clave a considerar al elegir un jamonero 

Más allá de todo lo que ya hemos señalado sobre el jamonero, tanto los diferentes modelos que hay como los materiales, hay otras características que debes tener en cuenta. Y esas son las siguientes: 

  • Estabilidad y resistencia: un buen jamonero debe ser estable, para así garantizarte siempre un corte preciso y seguro. Lo ideal es que la base sea siempre robusta, esté fabricada en materiales de alta calidad y te permitan tener una buena firmeza. 
  • Facilidad de uso: es importante que te resulte fácil de usar, para que no tengas jamás problemas en este sentido. Además, es interesante que sea fácil de montar y de desmontar. 
  • Diseño ergonómico y seguridad: no solo has de tener en cuenta que sea ergonómico, para que te permita lonchear en condiciones, sino también que sea seguro. No puedes olvidar que vas a manejar un cuchillo afilado, y que vas a mantenerlo relativamente cerca de tu cuerpo. En esos casos, la seguridad siempre es imprescindible. 

Consejos para el mantenimiento y cuidado del jamonero 

¿Ya has elegido tu jamonero? En ese caso, debes saber que es tan importante saber cómo mantenerlo como elegirlo. Con un mantenimiento adecuado, lo que conseguirás es prolongar su vida útil y garantizar un rendimiento óptimo. Lo más importante es que tengas en cuenta los siguientes consejos: 

  1. Limpieza regular: límpialo cada vez que lo uses, para así evitar la acumulación tanto de residuos como de bacterias. 
  1. Revisa de forma periódica los elementos móviles, sobre todo en el caso de jamoneros basculantes.  
  1. Cuando no lo estés usando, guárdalo en un lugar seco para evitar daños por la humedad
  1. Usa aceite de madera para hidratarla en caso de que hayas optado por este material.