Proteína del Jamón Ibérico. Lo que debes saber

21 Sep 2023

Todos (o casi todos) adoramos el jamón ibérico por su sabor, por su textura y por su inconfundible aroma. Pero ¿y si te dijéramos que sus propiedades nutricionales también son de una calidad excepcional? Y es que tiene un aporte de proteínas tal que es perfecto para su consumo habitual, sobre todo dentro de la dieta mediterránea. Sigue leyendo, porque hoy vas a descubrir que el jamón no solo es un manjar, sino que puede ser un gran aliado en tu dieta. 

plato de jamón ibérico

Importancia de las proteínas en nuestra salud  

Antes de ahondar en profundidad en la proteína que trae consigo el jamón ibérico, así como sus valores nutricionales, hemos de hablar de la importancia de consumir proteínas en general. Y es que estamos hablando de uno de los macronutrientes esenciales, que no solo nos aportan vitalidad sino que nos ayudan a generar y mantener nuestra musculatura. 

Las proteínas están compuestas por aminoácidos, que son los que se encargan de ir construyendo nuestro cuerpo. De esta manera, tienen una importancia crucial tanto en nuestro crecimiento como en nuestro desarrollo muscular. De ahí que se le dé tanta importancia al hecho de consumir proteína cuando se realiza deporte y se busca una ganancia muscular. No solo eso, sino que también las dietas de pérdida de peso suelen tenerla como base. Ayudan, además, a nuestra función inmunológica y a la reparación de tejidos dañados, así como a acelerar nuestro metabolismo.  

Cuántas proteínas tienen el jamón serrano y el ibérico  

Una vez conocida la importancia de la proteína dentro de la dieta, ¡ya podemos hablar de la cantidad que esconde el jamón en su interior! Y no solo el jamón ibérico, sino también el serrano. Si bien es cierto que ambos traen consigo diferencias en cuanto a su sabor y a su textura, los dos son un auténtico manjar. Asimismo, tienen un contenido nutricional muy interesante, como vas a descubrir a continuación. Porque puede ser delicioso y nutritivito, además de saludable. 

Tanto el jamón serrano como el ibérico tienen alrededor de 30 gramos de proteína por cada 100 gramos. Depende un poco de la marca, del proceso de producción que se ha seguido, y de la alimentación concreta del cerdo. Pero, aún así, siempre mantiene un aporte proteico muy alto, lo que lo convierte en un alimento muy interesante para su consumo. 

Resto de aportes nutricionales del jamón  

Como sucede con todos los alimentos, su contenido nutricional no se basa en un solo nutriente, sino que también tiene grasas, vitaminas y minerales. ¡Y vamos a verlo por completo! 

  • Grasas: una de las cosas que hace más famoso al jamón ibérico es el hecho de contar con una gran cantidad de grasa infiltrada. Es precisamente este detalle lo que le da ese sabor y esa textura tan característico. Pero no creas que por tener grasa ya deja de ser saludable, porque nada más lejos de la realidad. Estas son casi todas monoinsaturadas, y beneficiosas para nuestro sistema cardiovascular siempre y cuando se consuman con moderación. 
  • Vitaminas: el jamón no solo cuenta con un gran aporte de proteínas, sino también de vitaminas del grupo B como la B3 y la B1. Estas son cruciales para nuestro metabolismo, de ahí que se recomiende su consumo. 
  • Minerales: junto a todo lo que hemos señalado, también tiene una gran cantidad de minerales esenciales. Por ejemplo, cuenta con hierro, zinc y fósforo, todos ellos importantes para tu sistema inmune y para la salud de tus huesos. 

Pero aquí no acaban sus ventajas. Además, tiene un bajo contenido en carbohidratos. Esto lo convierte en una alternativa excepcional para aquellas personas que buscan una pérdida de peso, o una ganancia de músculo de la forma más limpia posible. Sin duda, un alimento completo y con un sabor excepcional. 

Comparación de la proteína del jamón con otras fuentes de proteína  

Pese a que hemos hablado de los beneficios del jamón, y de la cantidad de proteína que tiene, la mejor forma de comprender hasta qué punto es beneficioso es compararlo con otros alimentos. Sobre todo con aquellos que tengan también un alto contenido proteico. Como, por ejemplo, el pescado. El salmón tiene alrededor de 25 gramos de proteína por cada 100 gramos, además de tener ácidos grasos omega-3 que son beneficiosos para nuestro organismo. Es una cantidad inferior al jamón, pero continúa siendo una buena opción. 

rodajas de salmón

¿Y las legumbres? Siempre se ha señalado que tanto los garbanzos como las lentejas son una gran fuente de proteínas, pero realmente se mantienen en los 7 – 10 gramos de proteína por cada 100 gramos. Está bien, ¡pero ni de lejos alcanza la cantidad que el jamón! Aunque sí es cierto que tienen fibra, así como otros nutrientes esenciales que son importantes. Sin duda, lo mejor es apostar por mezclar legumbres con jamón, y así sacarle el máximo partido a ambos alimentos. 

legumbres variadas

Por último, qué menos que compararlo con el alimento que se considera la proteína más “limpia” y de mejor calidad: el huevo. Cada huevo puede contener en sí mismo alrededor de 5 gramos de proteína, así que tendríamos que consumir unos cuantos para alcanzar las propiedades del jamón. O, como hemos señalado antes… ¡Mezclar ambos alimentos! Y hacer un buen revuelto de jamón, que seguramente estará para chuparse los dedos. 

huevos frescos

Limitaciones y precauciones en el consumo de proteína de jamón  

Si bien es cierto que el jamón es un producto de gran calidad, y con muchos beneficios nutricionales, se recomienda que su consumo sea siempre moderado. Esto se debe a lo siguiente: 

  • Tiene un alto contenido en sodio, debido al proceso de curado por el que pasa. Y si abusamos del sodio en la dieta, podríamos acabar sufriendo problemas de presión arterial, puesto que esta sube más de lo recomendado con la sal. Es por eso por lo que a las personas con hipertensión se les recomienda ser cuidadosos con este tipo de alimentos. 
  • Además, tiene algo de grasa saturada, que se asocia con mayor riesgo a la hora de sufrir enfermedades del corazón. 
  • Junto a esto, no podemos olvidar que tiene un alto contenido calórico.  

Así que, como siempre se suele recomendar, disfruta del jamón, ¡pero en su justa medida! Solo así acabarás por sacarle el máximo partido a todos los beneficios que puede traer consigo para tu salud. 

▶️ Embutidos y carnes más saludables