Cerdo Landrace. Datos básicos de esta raza porcina

28 Nov 2023

El mundo porcino es tan extenso como desconocido en muchas ocasiones. Y es que, pese a que todos disfrutamos de la calidad de un buen jamón, no siempre conocemos las razas concretas de cerdos que hay en España. Hoy venimos a sacarte un poco de ese desconocimiento, y a ayudarte a saber mucho más sobre un animal tan apasionante como este. Y qué mejor que hablar del cerdo Landrace, una raza de renombre que se distingue por su calidad y su físico. Además, ha contribuido mucho con su genética a la explotación ganadera en nuestro país. ¡Así que sigue leyendo y descúbrelo todo sobre ellos!

cerdo landrace pequeño

¿Qué raza de cerdo es Landrace?

La raza Landrace proviene la zona rural de Dinamarca, pero se ha extendido a lo largo de todo el mundo gracias a su gran adaptación al medio.

Su popularidad reside en unas características básicas:

  • En primer lugar, es un animal muy resistente, y que se adapta muy bien a diferentes climas.
  • Además, en nuestro país se han hecho muy reconocidos porque se pueden cruzar con facilidad con otras razas, mejorando así su producción y su resistencia a las inclemencias meteorológicas.
  • Por si esto fuera poco, debes saber que ofrece un gran rendimiento, tanto en cuanto a jamones como a cualquier otro producto cárnico.

Lleva integrada en España desde hace décadas, puesto que se incorporó en el Catálogo Oficial de razas allá por 1978.

Características básicas

Lo que más te llamará la atención de esta raza es su color y su apariencia física. Su piel es totalmente blanca, y no tiene pelo, algo que llama mucho la atención. Y ya no solo por la estética, sino también porque permite a los productores que tanto la gestión como el manejo del animal sea más sencillo. Porque se puede apreciar de forma fácil si está comiendo suficiente, si tiene la musculatura necesaria o si, por el contrario, necesita una ayuda extra para llegar a su desarrollo final. Como detalle extra, debes saber que, en ocasiones, puede tener pequeñas manchas negras o pardas.

Por lo demás, su cabeza es mediana, no tan grande como la de un cerdo ibérico, y tiene orejas inclinadas hacia delante sin llegar a ser demasiado largas. Asimismo, tiene una musculatura bastante desarrollada, que hace que puedas sacarle mucho partido a nivel de alimentación.

Es un cerdo que está presente en buena parte de España, puesto que su explotación es fácil, y la calidad de su carne es muy buena. Además, es una raza que se emplea tanto como línea pura como mezcla con otras variedades de cerdos para la reproducción, con lo cual su presencia es incluso mayor. Junto con el cerdo Duroc, es uno de los más usados para conseguir cruces resistentes y con una mejor carga genética. Porque los cerdos Landrace ganan bastante peso día a día, siempre y cuando la alimentación sea correcta, y no cuentan con demasiada grasa intramuscular.

💡 Aprende más de otra importante raza porcina: el cerdo pietrain

Número de crías del cerdo landrace

Una de las características que hace que se recurra a esta raza como mezcla, o incluso por sí misma, es que tiene una capacidad reproductiva excepcional. Las cerdas de esta raza son muy prolíficas, y son capaces de tener camadas extremadamente numerosas. Gracias a eso, los beneficios de los ganaderos se van incrementando poco a poco; y no podemos dejar de reseñar que no solo tienen muchas crías, sino que también estas son muy resistentes. ¡Así que se garantizan su supervivencia!

Para que te hagas una idea, una cerda Landrace puede tener alrededor de 10 o 15 lechones en cada camada. Eso hace que aquellos que quieren mejorar su producción porcina acaben por introducirlas en su ganadería.

Es esta capacidad reproductiva la que también ha hecho que muchos criadores busquen cruces con la raza Landrace, para así conseguir incrementar sus camadas. Y es una de las claves de la difusión de esta raza a nivel internacional.

Cuánto puede llegar a pesar un cerdo landrace

El potencial de crecimiento que tienen los cerdos Landrace es, sencillamente, impresionante. Es cierto que puede variar, dependiendo de factores como la genética, la alimentación o las condiciones en las que se encuentran. Pero, por regla general, un macho puede llegar a pesar los 300 kilogramos, e incluso superarlos. En el caso de las hembras, estas suelen quedarse en unos 250 kilos, aproximadamente.

Tampoco podemos olvidar que el proceso de selección de estos cerdos, desde hace ya años, ha sido criar justo aquellos animales que crezcan más. Es decir, los humanos han ido seleccionando los más eficientes, y eso hace que los que haya ahora mismo entre nosotros provengan de aquellos que antaño demostraron ser más fuertes.

Sin duda, estamos ante una raza porcina excepcional en todos los sentidos, de ahí la popularidad que ha ido ganando con el paso de los años.